PASO FRONTERIZO CHIAPAS – GUATEMALA


Del lado guatemalteco la gente estaba esperando desde las 11 de la mañana. Celebran el 14 de septiembre, día de fiesta nacional. Cohetes truenan en el puente y retumba la música. Bajo el río Suchiate circulan las balsas internacionales: cruzan de un país al otro en una llanta y con un remo. Algunas llevan personas y otras bidones de gasolina.

Tras horas de espera e indefinición, hay otro roce entre medios y la comisión de seguridad de la caravana: en esperar el paso de Sicilia, se acabó la luz del día. Lámparas, flashazos, empujones. Un integrante se burla: “¿Para qué toman tantas fotos si nomás publican una?” mientras un fotógrafo les reclama la desconsideración: la gente ha esperado nueve horas y los periódicos están esperando la noticia desde hace horas.

Una mujer hondureña, madre soltera, narra en el micrófono haber sido hostigada sexualmente por un coyote quien le amenazó en Arriaga “hoy vas a vivir conmigo”. Pudo escapar y tras quince horas en el tren, llegó al refugio que coordina el padre Alejandro Solalinde. Lo describe con respeto, como “una linda persona”. Desde ese entonces permanece allí colaborando en las tareas.

Julián Lebarón, escucha el testimonio y expresa su tristeza. Recuerda que él había trabajado con salvadoreños y hondureños en los Estados Unidos. “Me causa dolor saber que pasa en mi país”.

Una joven de nombre Paola se pronunció contra la Ley de Seguridad Nacional, pues considera que no solo es impuesta por el Estado sino también por la delincuencia. “Es el último periodo funesto para nuestros países, fundado en el dinero que ha trastocado el principio de comunidad”. Sicilia pide perdón a los migrantes “por no haber levantado antes la voz

CHIAPAS

Las expectativas desde las redacciones ubicaban la nota, quizá, en el posible encuentro entre el Subcomandante Marcos y Javier Sicilia. Nada de eso ocurrió. De hecho, en el terreno, nadie lo esperábamos. Al llegar la caravana a Oventik, una importante cantidad de periodistas, frescos y limpios, ya estaba apostado en la entrada. Informativamente, no pasó de un intercambio de saludos, discreto y sin acceso a medios, entre bases zapatistas y víctimas de la violencia.

En San Cristóbal de las Casas, no trasciende más que una marcha, reducida por la lluvia. La visita a Acteal se cancela: no hay condiciones para subir tanta gente.

“En Chiapas vivimos con decenas y decenas de militares y Marina”, dice Agustina, indígena de San Bartolomé de los Llanos, municipio de Venustiano Carranza. Acusa a las Bases de Operaciones Mixtas de hostigar comunidades y bases zapatistas que luchan por su territorio.

“Con la Ley de Seguridad Nacional tendrán impunidad. Tendrán funciones que competen a la policía y Ministerio Público. Quieren convertir en legales los retenes y allanamientos”.

Para ella, las propuestas de reforma a la Ley de Seguridad Nacional le da facultades al presidente Felipe Calderón “para disuadir los movimientos sociales”.

Lo ejemplifica con los recientes operativos en Venustiano Carranza, Tuxtla Gutiérrez, San Cristóbal de las Casas y Nicolás Romero, donde militares y marinos “preguntaron por personas, filmaron casas y calles metiéndose en domicilios buscando armas”. De paso, señala que las agresiones de grupos paramilitares se encuentran en la impunidad.

“No queremos limosnas ni mendrugos en forma de proyectos como Oportunidades. Exigimos respeto a nuestra dignidad”.


Los daños al medio ambiente son narrados como otra forma de violencia. En Cahuaré, Angélica Espinoza Interiana, del Comité Pro-Mejora de Cahuaré, en el municipio de Chiapa de Corzo, se opone a las acciones de la empresa Cales y Morteros del Grijalva, ya que afirma, está destruyendo el Cañón del Sumidero.

Según su testimonio “47 por ciento de las personaos padecen de rinitis, sinusitis y enfermedades de la piel”. Además, se corre el peligro de que los desperdicios acaben por “taponear e inundar” el cañón.

Frente a la calera, activistas se pronuncian por la liberación de Nataniel Hernández Muñoz, miembro del Centro de Derechos Humanos “Digna Ochoa” detenido el 22 de febrero de este año por la policía ministerial durante una manifestación de apoyo a ejidatarios de San Sebastián Bachajón. Luego de un tiempo detenido y tras pagar una fianza de 11 mill pesos, Nataliel fue reaprehendido en marzo por agentes federales de investigación, quedando preso en el Cereso 14 de Cintalapa. En Palenque se realiza una caminata con velas por la noche.

TABASCO

En Villahermosa, locatarios de mercados y vendedores ambulantes, y afectados por la construcción de represas e inundaciones se encuentran con la caravana. Allí, líderes sociales locales clausuran de manera simbólica el palacio de gobierno, acusando al alcalde Jesús de la Torre de “reprimirlos” y activistas tiñen de rojo el agua de las fuentes.

“No es un fenómeno natural sino corrupción y complicidad del gobierno estatal y federal”, señala Luis Alberto, activista social tabaquero. Considera que el plan hídrico diseñado por la Comisión Nacional del Agua sirve solo para los intereses económicos de Villahermosa “degradando la vida de cientos de familias”.

“No es Sicilia, es la gente”

En dos momentos el poeta critica el excesivo foco de los medios en su figura.

El primero, durante el mitin, donde permanece algunas cuadras lejos de la manifestación. Al insistirle los reporteros en obtener una declaración, sube al templete: “No se equivoquen. No es (el subcomandante) Marcos, es la gente. No se equivoquen, no es Sicilia, es la gente”.

Mas tarde en una conferencia de prensa, en la que permanecía fumando un cigarro fuera del recinto, se interrumpe abruptamente. Nadie atiende la conferencia, quieren una declaración de Sicilia para cada medio local.

Insiste: “Soy una boca que se retira para que otros hablen”. Critica que la cobertura mediática siga focalizándose en su figura. Los reporteros, por cierto, registramos que dice Sicilia que el importante no es él.

Un reportero preguntó a Araceli Rodríguez Estrada “si la caravana es un show, si estábamos pagados”. Araceli, cuyo hijo, policía de 23 años, fue desaparecido casi dos años atrás en Ciudad Hidalgo, no daba crédito.

Julián Le Barón comenta en esa conferencia que no es ético promover el tequila y dejar sin trabajo a las personas que se dedican a la siembra de enervantes. “No estoy a favor del narco, sí contra la falta de ética”. Monstruosa, la califica. Desde su perspectiva , después de que alguien haya obtenido buenos recursos (trabajando en el crimen), “no van a regresar a ganar 50 pesos en otras áreas”.

Emilio Álvarez Icaza, ex obdusman de la Ciudad de México, recalca que Tabasco es una de las entidades con mayor índice de secuestros y donde el ecocidio y las inundaciones no se explican sin corrupción. “¿Quién se benefició? En todas las ecuaciones siempre son los pobres los que pierden”.

VERACRUZ

Desde Coatzacoalcos y los incidentes de seguridad, la marcha se opaca y se realizan dos conferencias de prensa, una por la noche y otra en la mañana.

Xalapa representa la mayor concentración e personas esperando la caravana. Vestidos de blanco y ajenos a las grandes organizaciones sociales, mujeres, niños y ancianos engrosaron un nutrido contingente con fotografías de familiares y amistades víctimas de desaparición forzada, flores y banderas.

Suena el nombre de Ernestina Ascencio Rosado, indígena nahua de 73 años que se presume, fue violada y asesinada por soldados en la sierra de Zongolica el año de 2007. Su caso también es emblemático como parte de las violaciones a derechos humanos por militares contra civiles.

En Veracruz, cuentan las personas con cierto temor, la censura es tal que hay presuntos funcionarios del gobierno en los lugares donde se cometió un crimen para presionar y hostigar a los reporteros que no publiquen nada o borrar imagenes y obstruir escenas. Para el gobierno es fundamental ocultar enfrentamientos y delitos de alto impacto en pleno centro xalapeño, a cualquier hora del día.

Por esos días, dos usuarios de Twitter están presos por difundir información que alarmó a los pobladores. Días después del paso de la caravana son liberados, tras una fuerte polémica por intentar censurar las redes sociales. También, dias después, más de una treintena de cadáveres son abandonados en camiones en Boca del Río. A plena luz de día.

PUEBLA-DF

Emilio Muñoz, director del Centro Fray Julián Garcés de Tlaxcala, afirma que el problema de trata de personas en ese estado es alarmante, ya que llega a niveles nacionales e internacionales y opera en la impunidad.

Tan solo de 2006 a 2011, dice, se levantaron 70 denuncias, pero de 2006 a 2008 solo hubo dos sentencias. De 2008 en adelante, ninguna. Este año la cifra de denuncias ascendió a 40, pero el estado no cuenta con ningún refugio ni se ha sentenciado a ninguna de las redes.

Muchas de las víctimas son traídas desde entidades como Guerrero, Oaxaca y Chiapas y el alcance de las operaciones llega hasta Atlanta, Nueva York o Houston, en EU.

La mayoría de las personas vícitmas de trata en Tlaxcala son mujeres de 13 a 30 años. El 40% son menores de edad.

El fotoperiodista Irineo Mujica advierte que volvería a ponerse en huelga de hambre de persistir los abusos contra migrantes.

Mujica fue detenido y golpeado por agentes del Instituto Nacional de Migración mientras documentaba con video y foto un operativo de detención de migrantes en Puebla. Tras ponerse en huelga de hambre y encadenarse frente al INM sus pertenencias fueron devueltas sin el material grabado y solo uno de los 5 policías acusados se encuentra preso.

Los otros 4, explicó, recibieron un ascenso.

Roberto Paredes, de la Alianza Única de Defraudados, narró que alrededor de 5 mil familias fueron defraudadas por un monto superior a los 35 mil millones de pesos.

De trata de la inmobiliaria Sidma, quien ofrecía tasas de interés muy altos y pagos a través de bienes raices. El fraude comenzó a operar desde la gubernativa de Mario Marín Torres (PRI) y ha seguido en la actual administración de Moreno Valle (PAN). La autoridad argumenta que se trata de un conflicto entre particulares, sin embargo, la inmobiliaria operó a pesar de no contar con permiso de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.

La llegada al DF es el evento al que se llega con mayor puntualidad: solo una hora de retraso. Y es que en el camino se cancelaron tres eventos programados para llegar al centro de la ciudad, donde esperaban contingentes sindicales y sociales con banderas y pancartas. El ambiente parece más de un mítin partidario. Ya no se encuentra el plantón del Sindicato Mexicano de Electricistas, que acompañó la salida de la caravana. Al templete, Martín Esparza afirma que desde que fue decretada la extinción de Luz y Fuerza de Centro, han muerto mil 100 trabajadores. Apenas algunos atienden el mítin. El sol se oculta en el poniente. Algunas antorchas iluminan la plaza capitalina. Entre abrazos, se despide el último evento de la Caravana al Sur, luego de once días y más de 3000 kilómetros de recorrido.

EN CIFRAS

Según las cifras preliminares que ofrece la comisión de memoria del movimiento en Xalapa, en esta caravana se registraron 221 casos de violencia.

El primer lugar en esta estadística es Guerrero, con 86 casos, seguido de Chiapas, con 37 y Veracruz, con 23.

En orden de trascendencia siguen Oaxaca (19), Tabasco (17); Tamaulipas (11); Morelos (6); Nuevo León (4); Zacatecas (3); Estado de Mexico y Distrito Federal (2) y los estados de San Luis Potosí, Durango, Sonora, Michoacán y Sinaloa con 1 cada uno.

Ésta estadística incluye 116 casos de desaparición forzada, 30 homicidios, 28 reclusiones, 13 desplazamientos forzados, 8 faltas al debido proceso, 7 casos de tortura, 5 de secuestro, 4 de amenazas, 2 de trata de personas, una agresión con violencia y una extorsión.

El dato complementa los ya recogidos en la Caravana del Consuelo (que se dirigió hacia el norte del país) con 291 casos, la mayoría registrados en Chihuahua, Nuevo León y Durango y donde el asesinato representó un 45%, la desaparición forzada un 42% y el restante 11% el secuestro.


Esta cobertura fue publicada en el canal Nacional de CNN México a través de varias notas.