Con un martillo encapuchados dejaron herido al fotoperiodista Marco Ugarte, trabajador de la agencia noticiosa AP, así como otros varios periodistas que cubrían la marcha conmemorativa del Halconazo de 1971.

Quizá los “luchadores” de la libertad embozados no tienen idea quién es Marco, pero documentó con su cámara, en plena dictadura y arriesgando su pellejo por el otro, los abusos policiacos militares del régimen de Augusto Pinochet, dejando una importante memoria histórica. Estas mismas imágenes icónicas suelen aparecer en fanzines y publicaciones “libres”, en discos punk y carteles, por cierto.

El fotógrafo Marco Ugarte intenta cubrirse al ser atacado por un grupo de manifestantes.,
El fotógrafo Marco Ugarte reacciona al ser atacado por un grupo de manifestantes.,

Por si hace falta decirlo, vean sólo su sitio web: http://www.imagenessinfronteras.com/?gallery=testimonio

Y así, sin más, un martillazo al rostro.

Por último, comparto estas palabras de Mario Vazquez de la Torre: “Cuando un compañero fotoperiodista es agredido por la policía, indigna, pero cuando es agredido por la gente, entristece y preocupa”.