En México se han registrado alrededor de 22 mil desapariciones forzadas, según la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos, a pesar de que el país no vive, oficialmente, un conflicto armado. Para Amnistía Internacional, la cifra aumentaría hasta 26 mil. El número es un dato impreciso y podría quedar corto, pues refiere solamente a los casos denunciados. Hay una larga contraparte de silencios.

La desaparición forzada tiene una larga historia desde la década de los 70, la ‘guerra sucia‘, como estrategia de terror del Estado mexicano contra los militantes movimientos armados y opositores al régimen. Pero desde la administración de Felipe Calderón (2006-2012) y hasta la fecha, el móvil político no es necesario. Miles de personas han sido desaparecidas por fuerzas gubernamentales o bien, por el crimen organizado. Poco éxito han tenido las historias de búsqueda por familiares y organizaciones, pero dejan testimonio de un dolor que no cesa. También reflejan la impunidad con que autoridades tratan el asunto.

Las fosas clandestinas pues, no son historia nueva. Son historia en continuidad.


En la Mediateca de la Casa de Francia en México, (Havre #15, Col. Juárez), presencia de las historias gráficas publicadas en el libro “Acompañando la esperanza: 20 experiencias en defensa y promoción de los derechos humanos“, presentado el 25 de abril por la Red TDT.
Hasta el 10 de mayo. Con imágenes de este autor y Liliana Zaragoza.

– Campaña “Defendamos la esperanza

Mítin frente a Bellas Artes, 3 de mayo de 2012“A México lo veo como uno de los tantos países en conflicto, pero con una guerra completamente declarada contra el pueblo” dice Norma Jiménez. “Veo a la corrupción en todas las instituciones gubernamentales. Desde la propia educación, nos meten en la cabeza que no tenemos derechos y que las responsabilidades del Estado terminan siendo como favores”.

Norma es una de las 47 mujeres que fueron detenidas durante el operativo policiaco ocurrido el 3 y 4 de mayo de 2006 en San Salvador Atenco, Estado de México. Es una de las 26 que decidieron denunciar la tortura sexual infringida por elementos de la Policía Federal Preventiva (PFP) y de la Agencia de Seguridad Estatal del Estado de México (ASE). Seis años después continúa su demanda de justicia.

Sanar el alma, seguir la lucha

Texto: Fernando Hernández. Historia publicada en el sitio web de la campaña “Defendamos la Esperanza”, Campaña Nacional en Favor de las Defensoras y Defensores de Derechos Humanos, lanzada el 1 de marzo de 2013

Asamblea wixarika en Mesa del Tirador (Prometeo Lucero/ Red TDT)El territorio del pueblo indígena Wixárika (también conocido como Huichol) es en conjunto más grande que el estado de Colima y encuentra repartido en Jalisco, Nayarit y Durango. Entre los Wixárikas no faltan los conflictos y diferencias, pero cuando se trata de defender su territorio se vuelven uno solo. En su territorio nacen, siembran, viven. Lo mismo hicieron sus padres y abuelos. Los Wixárikas dicen que cuando no siembran se entristecen, luego enferman y pueden llegar a morir.

Esa relación entre los Wixárikas y la tierra la conoció Carlos Chávez muchos años antes de fundar la Asociación Jalisciense de Apoyo a Grupos Indígenas (AJAGI). Preocupado por las condiciones de salud de las comunidades Wixárikas se acercó a ellas para estudiar las plantas medicinales y posteriormente con un proyecto de salud más en forma. Visitaba a las personas con algún padecimiento y encontró que había un mal mayor. “Fuimos a visitar una zona invadida” recuerda Carlos “nos impactó muy fuerte la realidad que estaba viviendo la gente allí y nos pidieron que les ayudáramos a eso, a recuperar su tierra. Nos dijeron que muchas gracias por ayudarles con el tema de salud, pero lo que ellos querían era recuperar su tierra. Entonces nos comprometimos ahí mismo a que sí, los íbamos a ayudar”.

La Defensa Del Territorio Wixárika

Texto: Fernando Hernández. Historia publicada en el sitio web de la campaña “Defendamos la Esperanza”, Campaña Nacional en Favor de las Defensoras y Defensores de Derechos Humanos, lanzada el 1 de marzo de 2013