“El uniforme da presencia, se impone”, cuenta Rosario González, una de las mujeres de la brigada de vigilancia Ocelotl. Vestida de negro, con gorra y botas, acompaña a los vigilantes a patrullar los cerros de Milpa Alta. Sus compañeros visten además un pantalón camuflado y gorra; algunos portan radio. Todos calzan las botas limpias, dentro del pantalón.

La presencia impecable es algo importante para Rosario, tanto como la actitud y el respeto. “Debes de saber cuándo actuar, cómo actuar”, dice.

Continue reading

Veinte años atrás, en Hopelchén, municipio de Campeche fronterizo con Guatemala, los pueblos mayas vivían de la agricultura y la cosecha de miel. La mayoría de apicultores aprovechaban la presencia de abejas en los cultivos de maíz nativo (conocido también como “criollo”), hortalizas y cítricos, entre otros.

Y llegaron los primeros cultivos de algodón. “Nos mataron miles de abejas”, cuenta José Manuel Poot Chan.

La “revolución verde” fue sentando las bases de la agroindustria. Con ésta, cuenta Nora Tzec, de Ka Kux Talk Much Meyaj (Renacer de la Organización, en maya), llegaron los “mecanizados” (cultivos a gran escala con maquinaria) y el maíz híbrido, una variedad que mezcla los genes de diferentes especies para obtener mayor tamaño, peso o color, como el polémico maíz BT.

Continue reading

San Salvador Atenco
San Salvador Atenco

San Salvador Atenco, Estado de México. En lo alto del cerro Tepetzingo, donde se encuentran algunos antiguos grabados de origen prehispánico, el viento refresca el clima. Desde la altura, donde abundan nopales, flores y plantas silvestres, se divisan varios horizontes hacia donde se quiera mirar: la ciudad de México, Texcoco, Ecatepec, Coacalco, los cerros de Iztapalapa y con el ambiente limpio, hasta los edificios de Santa Fe. El sonido cotidiano del campo y el viento se corta a momentos por el paso de los aviones provenientes de las actuales terminales aéreas.

Martha Pérez Pineda, ejidataria e integrante del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT), recapitula las maniobras del gobierno en la etapa posterior a la excarcelación de los activistas presos desde mayo de 2006 hasta 2010.

Continue reading

El Mezquital, Hidalgo
El Mezquital, Hidalgo

Santiago de Anaya, Hidalgo. El paisaje luce gris en El Palmar, comunidad hnä hñü (otomí) de Santiago de Anaya. Cuando Venancia Cruz Dominguez describe la vida cotidiana aquí, una palabra es recurrente en su testimonio: tristeza.

Afuera de su domicilio, a menos de 5 kilómetros de distancia de la Cementera Fortaleza, se escucha constante el paso de vehículos pesados. El aire y la lluvia limpiaron un poco el ambiente, aunque dice Venancia, normalmente en sus mezquites, magueyes y biznagas se encuentra un fino polvo grisáceo.

A simple vista, alrededor de la Fortaleza solo hay polvo, postes y mucho cemento. Eso sí, un pequeño invernadero con cactáceas presume ‘área protegida’ con logotipos institucionales de las autoridades ambientales.

Sin embargo, los integrantes del Movimiento Indígena de Santiago de Anaya han hecho de esa tristeza un impulso para luchar contra el gigante gris, la cementera Fortaleza, activa desde 2013.

Continue reading

Una autopista podría atravesar el Gran Bosque de Agua, en los límites del poniente del Distrito Federal con el Estado de México. Este bosque, uno de los últimos proveedores de agua y aire puro en la zona conurbada, será cortado por la autopista Toluca- Naucalpan, concesionada a la constructora Teya (filial de Grupo Higa) y promovida como “autopista verde”. El pasado 9 de julio, la presidencia de la República publicó un decreto de expropiación en el Diario Oficial de la Federación para abrir paso, “legalmente”, a las obras de construcción de la carretera.

En respuesta, el Frente de Pueblos Indígenas en Defensa de la Madre Tierra mantiene un campamento de resistencia en uno de los terrenos expropiados. El paso de maquinaria está bloqueado, temporalmente, por pequeñas barricadas de piedra y troncos. La herida en la tierra roja dejada por el paso previo de trascavos está cubierta en algunos puntos con cemento y una vena de agua que antes fue un pozo comunitario, se encharca. Los otomíes tienen prohibido ingresar en los terrenos, por lo que hay preocupación por posibles represalias.

El clima es frío por la altura aunque los niños parecen despreocupados y corren cubiertos con ropa delgada. Aun de mediodía, hay aguanieve bajo algunos magueyes. Algunos activistas limpian el campamento mientras otros reparan las fugas en la lona usada como techo y otros apoyan en la cocina o lavan trastes.

Continue reading

San Miguel AmoltepecGuerrero, México. “Vivimos como animales”, acusa Braulio Pérez, padre de seis hijos, en el campamento de desplazados de San Miguel Amoltepec el Viejo. Los habitantes de esta comunidad na’savi (mixteca) de la Montaña guerrerense se mantienen de pie, a pesar de haber perdido todo por el paso de los huracanes Manuel e Ingrid.

Pasaron ya cuatro meses de que el meteoro impactó en el Pacífico y dejó pérdidas humanas, de cosecha, ganado y patrimonio. También pasaron dos semanas de la visita de Enrique Peña Nieto a la cabecera municipal de Cochoapa el Grande, donde promovió su Cruzada Nacional Contra el Hambre. La comitiva no pasó por San Miguel Amoltepec, ni por ningún otro poblado afectado; por el contrario, un vehículo mató a un niño al atropellarlo.

Continue reading

Fluye la palabra del aguaSuljaa´ (Xochistlahuaca), Guerrero. En la Costa Chica, una de las siete regiones del estado de Guerrero, zona de indígenas amuzgos que pueblan principalmente los municipios de Xochistlahuaca, Tlacoachistlahuaca, Ometepec y San Pedro Amuzgo, se encuentra Suljaa´, que significa llanura de flor, lugar en el que hace seis años comenzó a funcionar Radio Ñomndaa, La Palabra del Agua, fungiendo como bastión de integración y colaboración entre los amuzgos, constituyéndose además como referente de una lucha por la autonomía y la defensa del territorio, la libertad de expresión y el uso de la lengua originaria.

A Suljaa´ se llega desde Ometepec en una carretera que ha favorecido desde 1995 a transportistas dueños de las concesiones. En el camino se aprecia la vegetación variada y la casi nula presencia de basura en la carretera. En la cabecera municipal, se observa una fuerte cantidad de mujeres y niñas ataviadas con huipil. El edifico del ayuntamiento está vacío desde hace varios años, cuando se buscó la creación de un municipio autónomo regido por usos y costumbres, dentro de una lucha que repercutiría contra los integrantes de Radio Ñomndaa y contra las autoridades principales (…)

Desinformémonos nª 15. Con texto de Sergio Ferrer e imagenes y producción de Prometeo Lucero

En esta comunidad durante la madrugada del 7 de junio de 1998, elementos del Ejército Mexicano rodearon la escuela primaria “Caritino Maldonado”, en la cual se encontraban dormidos varios indígenas que participaban en una asamblea para tratar asuntos relacionados con proyectos productivos para sus comunidades.

Audiovisual publicado en Desinformémonos, número de agosto. Texto: Primera y segunda partes.

Música: Erick de Jesús
Foto / Edición: Prometeo Lucero