Muro fronterizo México EEUU
Muro de Tijuana, BC. Foto: Prometeo Lucero

 

“De este lado también hay sueños”, se lee en una barrera metálica que divide Tijuana, Baja California, de San Diego, California.

El mensaje, pintado en 2012, cobró mayor relevancia cuando Donald Trump asumió la presidencia de los Estados Unidos en enero de 2017 con un discurso de odio racial antiinmigrante y la promesa de un muro (otro, aún más grande).

El propósito de pintar ese mensaje era “valorarnos a nosotros mismos”, cuenta Armando Alanís Pulido, fundador de Acción Poética en Monterrey. Por eso, desde ese punto de vista, “aquí comienza Latinoamérica”, dice.

A lo largo de la colonia donde se colocó el muro de planchas metálicas rojas hay varias casas de bajos recursos. En algunas de ellas hay antenas parabólicas, pero no más. Son las últimas casas en territorio latinoamericano que ven hacia el norte. En el suelo incluso hay jeringas de consumo de heroína, herencia de la adicción y las deportaciones.

Quizás, como una forma para mostrar desprecio, esa misma colonia lanza su basura a terreno estadounidense, justo donde se encuentra la segunda capa de muro, construída durante la administración de Bill Clinton.

Parece sencillo cruzar la barrera roja metálica, la primera capa. Puede romperse, brincarse o escarbar en el suelo arenoso. De hecho hay muchos fragmentos rotos, derrumbados o inexistentes por la geografía montañosa. Sin embargo, a partir de ese cruce empieza la dificultad real: postes con cámaras térmicas, sensores de movimiento, grandes barreras metálicas blancas y pistas bien asfaltadas donde, con precisión, cada cinco minutos pasa un vehículo de la patrulla fronteriza, y a lo largo del día varios helicópteros sobrevuelan la línea.

Pintar la barda fue algo improvisado. La idea salió en el momento: “¿Qué tal si intervenimos el muro”, dijo Armando. Colocaron una escalera, sacaron botes de pintura, brochas y comenzaron a pintar sobre las planchas metálicas oxidadas.

“A los cinco minutos había helicópteros y Border Patrol (patrulla fronteriza estadounidense)”. Aunque no hubo contacto, la amenaza visual era imponente. Además, recuerda con ironía: “Ese día vencía mi visa”.

Acción Poética es un movimiento que nació hace 20 años, cuyo impacto ha desbordado varios países de habla hispana. Se trata de colocar mensajes poéticos en las paredes de barrios y ciudades bajo ciertos criterios: fondo blanco, letras negras, todo en mayúscula, no más de 10 palabras en dos renglones.

Acción Poética no toma bando por partidos políticos o religión, explica Armando, pero sí difunde un mensaje amoroso.

Incluso ha llegado a escribirse en lenguas nativas indígenas o hasta en Braille con corcholatas y taparroscas en Argentina. “Este movimiento se desbordó”.

La intervención en Tijuana inició en 2012 y ha recibido mantenimiento durante dos ocasiones. En 2016 fueron realizadas otras más. Alanís busca un nacionalismo más allá de las redes sociales. “No son nada agradables los muros, son provocadores”.

Cerca del lugar, hay otra intervención con el mensaje “Estoy al límite”, junto al poste de límites internacionales. Desde el muro, hacia el norte comienza Estados Unidos. Mirando al sur, desde ese mismo muro, comienza Latinoamérica.

-> Publicado en Revista Cambio | Febrero 2017

Guadalupe JimŽnez, madre de Jose Daniel Mendoza Jimenez, entrega una moneda a un hombre que cocina a las orillas del rio Suchiate. (Prometeo Lucero)

A partir de 1849 llegaron los primeros mexicanos a trabajar en territorio estadounidense, quienes terminaron de construir el ferrocarril que une a los pueblos del este y oeste de Estados Unidos. Donald Trump firmó ordenes ejecutivas para la creación de un muro y de nuevas medidas de seguridad contra los inmigrantes. ¿Cuáles son las consecuencias de esto para México y Centroamérica?

En este programa,conducido por Alberto Nájar, de la Red de Periodistas de a Pie, recibe a los periodistas Arturo Cano y Prometeo Lucero, para platicar sobre la diáspora americana, tras la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos.

Periodistas de a Pie es un espacio informativo semanal conducido por reconocidas periodistas, que analizan la realidad nacional desde la trinchera de un periodismo crítico y con compromiso social.

-> Descargar audio

-> Periodistas de a Pie – Diáspora americana, las rutas hacia el norte – 26/01/2017. Periodistas de a Pie en Rompeviento TV

En México se han registrado alrededor de 22 mil desapariciones forzadas, según la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos, a pesar de que el país no vive, oficialmente, un conflicto armado. Para Amnistía Internacional, la cifra aumentaría hasta 26 mil. El número es un dato impreciso y podría quedar corto, pues refiere solamente a los casos denunciados. Hay una larga contraparte de silencios.

La desaparición forzada tiene una larga historia desde la década de los 70, la ‘guerra sucia‘, como estrategia de terror del Estado mexicano contra los militantes movimientos armados y opositores al régimen. Pero desde la administración de Felipe Calderón (2006-2012) y hasta la fecha, el móvil político no es necesario. Miles de personas han sido desaparecidas por fuerzas gubernamentales o bien, por el crimen organizado. Poco éxito han tenido las historias de búsqueda por familiares y organizaciones, pero dejan testimonio de un dolor que no cesa. También reflejan la impunidad con que autoridades tratan el asunto.

Las fosas clandestinas pues, no son historia nueva. Son historia en continuidad.


Aportación para Syllabus, documento que recopila los aprendizajes del proyecto Trainer of Trainers, con Articulo19 y World Press Photo, de 2012 a 2015.

Esta fue una propuesta añadida al temario regular desde 2013.

Continue reading

El proyecto Veteranos Deportados fue declarado ganador del primer lugar en la categoría Trabajadores Migrantes del 21 Concurso Latinoamericano de Fotografía Documental “Los Trabajos y los Días-2015”.

El certamen es organizado por la Escuela Nacional Sindical, de Colombia.

La sustentación del jurado afirma que “La serie da testimonio de como estados Unidos hace uso de las vidas humanas para defender sus intereses. Cuando ya los inmigrantes no le son útiles decide desecharlos y deportarlos, en vez de apoyarlos social y laboralmente. El fotógrafo aborda de forma clara y sutil el tema, logrando que cada retrato cuente una historia. Cada personaje fue fotografiado en su universo personal, utilizando luz ambiente y con un detalle que nos permite entender el contexto.”

El proyecto ganador documenta cinco historias de veteranos deportados en Tijuana y Rosarito, Baja California, inicialmente fue publicado en Animal Político a través del especial multimedia De Soldados a Deportados, gracias a la beca Amigos de Animal, cuya financiación hizo posible el reportaje.

Posteriormente, Semper fi. La lealtad de un solo lado, dio un seguimiento enfocado a los detalles legales y migratorios. Esta segunda parte fue publicada en el portal En El Camino de la Red de Periodistas de a Pie.

-> Revista Semana: Galería Las mejores imágenes del concurso latinoamericano de fotografía documental

 

 

Parque de la Amistad, Tijuana
Parque de la Amistad, Tijuana

They are members of the U.S. Army, the Marines, the Coast Guard and other U.S. services, many have fought in the Middle East, Germany, Kosovo and Vietnam and believe that this will not only earn them U.S. citizenship but also a better quality of life and a pension. But one simple omission brings reality crashing down on them, because they are undocumented Mexicans and this gets them deported.

Many of these U.S. veterans live near Mexico’s northern border, looking for a way to survive and even get back into the United States. Consular authorities believe there are about 2,500 Mexican veterans of U.S. wars living at the border, living in poverty, sick and suffering post-traumatic stress syndrome.


 

Multimedia project funded by Amigos de Animal fellowship. Translated version in English published in El Daily Post on July 21st, 12015

 
https://readymag.com/219311

John F. Kennedy, en el Bunker de Otay, BCq
John F. Kennedy, en el Bunker de Otay, BC

El entrenamiento quedó en la cabeza de Héctor López, reservista y mecánico de vehículos ligeros del Ejército, al volver a casa en Fresno, California después de ser brevemente activado en 1989. Manifestaba síntomas de TEPT.

“Yo nomás agarraba ataques de ansiedad por el enemigo y nos entrenan a matar, nos entrenan a cuidarnos cuando estamos en situaciones que pueden ser peligrosas para nosotros”. Como otros veteranos, López decidió automedicarse pero se dio cuenta de que las pastillas antisicóticas lo dejaban sonámbulo, “como zombie todo el día”. Para controlar su ansiedad, López comenzó a consumir marihuana. Y entonces fue arrestado y deportado.

Hoy esta historia es una paradoja: California es uno de los estados donde el consumo de marihuana ha sido despenalizado para fines medicinales.

Héctor López, aprendió en el campo de batalla, “in the battlefield”, que nadie se cuestiona “hey, ¿eres ciudadano?” o “¿eres americano o qué?”. Sólo se dicen “cuida mi espalda porque yo cuido la tuya”.


Proyecto multimedia financiado por la Beca Amigos de Animal publicado el 14 de julio en Animal Político

https://readymag.com/145151

El muro de acero transforma las ciudades fronterizas en zonas donde se truncan familias, amistades, sueños y aspiraciones. Donde las huellas de los pasos se pueden convertir en desechos de jeringas o en cruces empotradas en una barda. Donde los atardeceres junto al mar se comparten a través de una reja.

En “la línea”, el tiempo no existe y la espera puede durar años. El silencio sobrepasa la vida. No hay identidad, ni pasado, ni vuelta atrás, porque el largo camino terminó por arrancar las raíces.

El hambre viene / el hombre se va / ¿Cuándo volverá?

Continue reading