NW Español 20160718
NW Español 20160718

En los últimos años la oleada de emigrantes que se origina en Centroamérica ha crecido de manera alarmante, pero ya no son solo motivos económicos los que la impulsan: cientos de menores de edad emprenden el viaje hacia Estados Unidos en busca de asilo para evitar ser reclutados o asesinados por las maras. Pero pocas o nulas veces consiguen su propósito, y al ser deportados por el gobierno de ese país, deben enfrentarse al deseo de venganza de las pandillas. Este medio viajó a la ciudad de San Pedro Sula, en Honduras, para conocer de cerca el destino de estos chicos.

-> De regreso a la casa del diablo. Por Laura Castellanos / Fotos: Prometeo Lucero para Newsweek en Español

SAN PEDRO SULA, HONDURAS.—Juan Martínez (su nombre verdadero se omite por seguridad) se alista para salir de su casa la tarde del domingo. Vive en uno de los barrios más violentos de la ciudad, la segunda más peligrosa del planeta solo después de Caracas, Venezuela, en la que tienen lugar 111 homicidios por cada 100 000 habitantes, según el ranking de la organización mexicana Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal (CCPSJP). El adolescente, recién deportado de Estados Unidos, luce tenso. Lo acosan las pandillas de las que antes huyó. Es 17 de abril y Martínez asistirá al culto multitudinario del aniversario de El Ministerio de la Cosecha, el templo evangelista más grande del país. De regreso al infierno, busca un milagro para seguir vivo.

 

Este reportaje es una colaboración entre Newsweek en Español y el Programa de Periodismo de Investigación de la Universidad de California, Berkeley.

Aportación para Syllabus, documento que recopila los aprendizajes del proyecto Trainer of Trainers, con Articulo19 y World Press Photo, de 2012 a 2015.

Esta fue una propuesta añadida al temario regular desde 2013.

Continue reading

Alfredo, ‘Al’ Varón, regresó a morir a casa.

La historia de Alfredo Varón Guzmán es una mezcla de paradojas. Nació en 1958 en Barranquilla, Colombia, y vivió buena parte de su vida en Nueva York. “En aquel entonces, la migración era sólo cuestión de papeles. Llegamos a Estados Unidos como residentes permanentes legales”. En 6 años en el Ejército fue desplegado con la Organización del Tratado del Atlántico Norte en Alemania, se llevó 6 medallas y 3 recomendaciones.

Varón cuenta su historia en una entrevista en la Casa de Apoyo a Veteranos Deportados, un albergue que recibe a exmilitares deportados, mexicanos en su mayoría en Tijuana, Baja California.

“Cuando nos unimos al servicio se nos prometió la ciudadanía, es decir, si terminábamos bien estaríamos encaminados a ello. Gratis y expedita. ” narra. “pero en el Ejército solo nos descargaron y nos dijeron adiós. Yo pensé, como mucha gente pensó, en aquel entonces nos hicieron una promesa migratoria”.

Continue reading

Parque de la Amistad, Tijuana
Parque de la Amistad, Tijuana

They are members of the U.S. Army, the Marines, the Coast Guard and other U.S. services, many have fought in the Middle East, Germany, Kosovo and Vietnam and believe that this will not only earn them U.S. citizenship but also a better quality of life and a pension. But one simple omission brings reality crashing down on them, because they are undocumented Mexicans and this gets them deported.

Many of these U.S. veterans live near Mexico’s northern border, looking for a way to survive and even get back into the United States. Consular authorities believe there are about 2,500 Mexican veterans of U.S. wars living at the border, living in poverty, sick and suffering post-traumatic stress syndrome.


 

Multimedia project funded by Amigos de Animal fellowship. Translated version in English published in El Daily Post on July 21st, 12015

 
https://readymag.com/219311

John F. Kennedy, en el Bunker de Otay, BCq
John F. Kennedy, en el Bunker de Otay, BC

El entrenamiento quedó en la cabeza de Héctor López, reservista y mecánico de vehículos ligeros del Ejército, al volver a casa en Fresno, California después de ser brevemente activado en 1989. Manifestaba síntomas de TEPT.

“Yo nomás agarraba ataques de ansiedad por el enemigo y nos entrenan a matar, nos entrenan a cuidarnos cuando estamos en situaciones que pueden ser peligrosas para nosotros”. Como otros veteranos, López decidió automedicarse pero se dio cuenta de que las pastillas antisicóticas lo dejaban sonámbulo, “como zombie todo el día”. Para controlar su ansiedad, López comenzó a consumir marihuana. Y entonces fue arrestado y deportado.

Hoy esta historia es una paradoja: California es uno de los estados donde el consumo de marihuana ha sido despenalizado para fines medicinales.

Héctor López, aprendió en el campo de batalla, “in the battlefield”, que nadie se cuestiona “hey, ¿eres ciudadano?” o “¿eres americano o qué?”. Sólo se dicen “cuida mi espalda porque yo cuido la tuya”.


Proyecto multimedia financiado por la Beca Amigos de Animal publicado el 14 de julio en Animal Político

https://readymag.com/145151

Leticia Gutiérrez Valderrama
Leticia Gutiérrez Valderrama, directora de Scalabrinianas: Misión para Migrantes y Refugiados

México es un país marcado por la migración, por ello, la religiosa Leticia Gutiérrez Valderrama, directora de Scalabrinianas: Misión para Migrantes y Refugiados, decidió abandonar sus estudios de Comercio Internacional para darle un giro a su vida y ayudar a aquellos que muchas veces, en la búsqueda de un sueño terminan viviendo la peor de sus pesadillas.

El camino no ha sido fácil, según relatan sus familiares y representantes de otras organizaciones que se dedican a la misma lucha, como el padre Alejandro Solalinde Guerra.

El machismo y el hecho de que los migrantes son un sector que no le importa a las autoridades son dos de los principales obstáculos que se han cruzado en el camino; sin embargo, también ha encontrado apoyo y reconocimiento por su labor. Las mujeres que abandonan sus países amparadas por la más grande indefensión inspiraron también a esta misionera para que la que no existen obstáculos a la hora de exigir un trato igualitario y respeto para aquellas miles de personas que cruzan la frontera todos los días la frontera con Estados Unidos.

-> SinEmbargo.mx | Leticia, la misionera que dejó todo por los migrantes | por Thelma Gómez Durán

 

 

**Este trabajo se realizó con el apoyo de la Red de Periodistas de a Pie, en colaboración con la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos A.C. (CMDPDH), como parte del proyecto de protección de los defensores de derechos humanos financiado por la Unión Europea. El contenido no refleja la posición de la UE.

Cantinas, iglesias, prostíbulos, albergues, puentes, asentamientos irregulares, mercados sobre las vías del tren, estaciones dominadas por pandillas, panteones, prisiones, comedores, estaciones migratorias, escuelas, calles pavimentadas, pueblos rurales, colonias urbanas, puertos pesqueros, calles sin pavimento, plazas públicas, kioskos, mercados, foros, de casa en casa…

Las madres de migrantes centroamericanos, recorrieron por doceava vez el país en busca de sus hijos.
Continue reading

En colaboración con Numero F, portal que promueve el fotoperiodismo y difunde historias de la frontera norte mexicana, escribí este texto al finalizar la cobertura sobre la Caravana de Madres Centroamericanas.


Eres un turista mexicano y viajas en un autobús de pasajeros desde Tapachula, Chiapas. El autobús ha sido obligado a pasar por la aduana de Huixtla, donde te piden tus documentos y pasar tus pertenencias por un detector de rayos X, tipo aeropuerto. Tienes que presionar un botón. Si marca luz verde, pasas. Si sale roja, agentes migratorios te realizarán un cateo.

Un agente migratorio mira tu credencial de elector y te pregunta: nombre, dirección, código postal, fecha de nacimiento, y cuántas veces has ido a votar. Corrobora lo último con el sello marcado en la credencial.

Has salido de la aduana y abordas el autobús. El cuerpo se amodorra, te quedas dormido, una luz directa a los ojos te saca del sueño. “Documentos por favor”. Estás frente un retén militar. Un soldado te pregunta nombre, dirección, cuántas veces has ido a votar.

Se van los soldados. Vuelves a dormir y una hora más adelante un agente del Instituto Nacional de Migración, cual Border Patrol, te patea el pie para despertarte. “Sus documentos”, te dice sin identificarse. Otra vez, nombre, edad, cuántas veces has votado, de dónde vienes, a dónde vas. Lámpara a los ojos y no respondas mal.

-> ver En la ruta migratoria: “Documentos, por favor” en NumeroF.

Caravana de madres centroamericanas


Cobertura de la caravana “Liberando la Esperanza” de madres centroamericanas en búsqueda de sus hijos en México.

El Naranjo, Tenosique, Villahermosa, Amatlán de los Reyes, Tampico, Reynosa, Escobedo, Guadalupe, Saltillo, San Luis Potosi, Irapuato, Tequisquiapan, Apizaco, Tlaxcala y México, D.F.