Pese a las amenazas de muerte, el hostigamiento y ahora la intención de encarcelar a defensores de derechos humanos, los pobladores del istmo mantienen el pulso a las eólicas y han tenido algunos éxitos: un proyecto se ha paralizado y ahora será sometido a consulta; y los contratos de otro podrían ser anulados

-> Quijotes contra empresas eólicas en México / Periodismo Humano
Texto: María Verza



*Este trabajo se realizó con el apoyo de la Red de Periodistas de a Pie, en colaboración con la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos A.C. (CMDPDH), como parte del proyecto de protección de los defensores de derechos humanos financiado por la Comisión Europea. El contenido no refleja la posición de la UE *

Asamblea wixarika en Mesa del Tirador (Prometeo Lucero/ Red TDT)El territorio del pueblo indígena Wixárika (también conocido como Huichol) es en conjunto más grande que el estado de Colima y encuentra repartido en Jalisco, Nayarit y Durango. Entre los Wixárikas no faltan los conflictos y diferencias, pero cuando se trata de defender su territorio se vuelven uno solo. En su territorio nacen, siembran, viven. Lo mismo hicieron sus padres y abuelos. Los Wixárikas dicen que cuando no siembran se entristecen, luego enferman y pueden llegar a morir.

Esa relación entre los Wixárikas y la tierra la conoció Carlos Chávez muchos años antes de fundar la Asociación Jalisciense de Apoyo a Grupos Indígenas (AJAGI). Preocupado por las condiciones de salud de las comunidades Wixárikas se acercó a ellas para estudiar las plantas medicinales y posteriormente con un proyecto de salud más en forma. Visitaba a las personas con algún padecimiento y encontró que había un mal mayor. “Fuimos a visitar una zona invadida” recuerda Carlos “nos impactó muy fuerte la realidad que estaba viviendo la gente allí y nos pidieron que les ayudáramos a eso, a recuperar su tierra. Nos dijeron que muchas gracias por ayudarles con el tema de salud, pero lo que ellos querían era recuperar su tierra. Entonces nos comprometimos ahí mismo a que sí, los íbamos a ayudar”.

La Defensa Del Territorio Wixárika

Texto: Fernando Hernández. Historia publicada en el sitio web de la campaña “Defendamos la Esperanza”, Campaña Nacional en Favor de las Defensoras y Defensores de Derechos Humanos, lanzada el 1 de marzo de 2013